Saltar al contenido

Aceite de Almendras

aceite de almendras

El aceite de almendras se ha convertido en los últimos años en un producto muy popular, y esa popularidad va aumentando al ver que su utilización alcanza unos resultados más que satisfactorios, como el aceite de nuez y el de semillas de uva.

Empezar diciendo que existen dos tipos de aceite de almendras: dulce y amargo.

El aceite de almendras dulce se utiliza en tratamientos, por ejemplo de aromaterapia, y es perfecto para casi todo tipo de pieles o cuidado infantil. En cambio, el amargo, es más utilizado para productos de belleza.

propiedades del aceite de almendras

Propiedades del aceite de almendras

Creo que todos tenemos claro que el aceite de almendras es ideal para la piel y sus propiedades para su cuidado de forma natural.

Pues bien, el aceite de almendras dulce consigue hidratar casi todo tipo de pieles, cosa que a priori podría causarnos un gran quebradero de cabeza porque no es tarea fácil conseguir una crema o aceite hidratante que funcione con todas las pieles, había que ir probando cuál se adaptaba mejor a nuestro tipo de piel.

Con el aceite de almendras, es poca la gente que no queda satisfecha con sus resultados.

Beneficios del aceite de almendras

Se ha convertido en uno de los productos de belleza más usados en la actualidad. En esto van a influir dos factores.

En primer lugar, la gran cantidad de propiedades que posee este producto, y que poco a poco va ganando adeptos, pero por otro lado y no menos importante es la mayor preocupación de hombres y mujeres por su salud física y estética.

Además de esto es un producto con el que puedes mezclar con otro tipo de aceites, no siempre tienes por qué utilizarlo de forma pura, así podrás combinarlo con otras cremas o aceites para mejorar los beneficios.

  • Alcanzas una gran elasticidad y suavidad sin llegar a cuartear la piel.
  • Ablanda el tejido de la piel, eliminando posibles durezas.
  • Se usa también para mejorar las propiedades del pelo, aunque de esto hablaré con más detalle en el siguiente apartado.
  • Y también se utiliza para mejorar el funcionamiento interno de nuestro organismo.

beneficios del aceite de almendras para la salud

¿Para qué sirve el aceite de almendras?

El uso del aceite de almendras es muy extenso, pero resumiendo, podría utilizarlo para hidratar y nutrir en profundidad la piel, irritaciones o inflamaciones de cutis, aliviar la sequedad de la piel o los molestos labios cortados, entre algunos de sus usos para proporcionar una piel más sana gracias a la gran riqueza de vitaminas que tiene.

Es decir, aceite muy rico en vitaminas E, que ayuda a crear glóbulos rojos en el cuerpo y gran antioxidante. Rico en vitamina K, que ayuda a regular el flujo sanguíneo y esencial en la salud de los huesos. Por lo tanto gracias, entre otras cosas, a estas vitaminas se promueve la salud del corazón.

Propiedades y beneficios del aceite de almendras

Las almendras tienen riboflavinas y Lcarnitina, ambas son nutrientes que ayudan a mejorar la función cerebral y mejoran la memoria, además de la fenilanila que refuerza el sistema nervioso.

Entre otros de sus propiedades, ayuda a reducir la diabetes, mantiene los niveles de colesterol gracias a su contenido en potasio y bajo en sodio, ayudando a regular la presión sanguínea.

aceite de almendras para el pelo

Aceite de almendras para el cabello

Sumando más beneficios que aporta el aceite de almendras, tengo que decir que hace que sus nutrientes, ricos en vitamina E y grasas saludables, son claves para que el cabello nazca y crezca fuerte, sano y con una hidratación y nutrición buena.

Se utiliza también para quien quiere tener un pelo largo, consiguiendo que siga fuerte y con brillo.

Por otro lado, se recomienda su utilización para la prevención o eliminación de la deshidratación del cuero cabelludo (aunque muchas veces se confunde caspa con sequedad del cuero cabelludo, no es lo mismo aunque aparentemente puedan parecerse).

Es adecuado para el crecimiento capilar, consiguiendo que ganes abundancia de pelo. Consigue que el brillo de tu pelo aumente de forma considerable. Elimina y reduce las puntas abiertas que puedas tener. Ganarás sedosidad en tu pelo.

aceite de almendras dulces

Aceite de almendras para las estrías

Otra de las propiedades para las que se utiliza el aceite de almendras es para eliminar las estrías. Aquí tengo que aclarar una cosa, no las elimina por completo y de forma instantánea.

Se utiliza como tratamiento y prevención para la aparición de las mismas, y su utilización de forma perseverante y en masajes puede disimular las estrías ya existentes pero nunca eliminarlas por completo.

Digo esto para no crear falsas expectativas y futuras decepciones.

Pues bien, las molestas estrías que suelen aparecer por el paso del tiempo, problemas hormonales, embarazos o cambios de peso, tienen un enemigo con el aceite de almendras.

Un tratamiento adecuado y natural para prevenir y tratar este problema es el citado aceite de almendras. Hidrata la piel en profundidad, desinflama las lesiones y devuelven a la piel su tono natural para conseguir unos resultados realmente buenos.

Se puede aplicar este producto de diversas formas en la piel, que varía dependiendo del tipo de estría que quieras tratar y la edad de esa estría.

El motivo por el que es tan útil para este tipo de tratamiento es la gran cantidad de grasa beneficiosa para salud que posee, además de las proteínas, minerales y vitaminas, que hace que se nutra y desinflame, como acabo de decir, la piel.

Consiguiendo prevenirlas y reducirlas con los masajes con este aceite.

Contraindicaciones del aceite de almendras

Aunque todo lo que he citado anteriormente es maravilloso y sus beneficios son importantes y numerosos, el aceite de almendras puede tener contraindicaciones.

Así que antes de dirigirte sin sentido a buscar cualquier producto o aceite de almendras, para empezar a utilizar tienes que tener cuidado con las variedades de las almendras.

Principalmente porque las almendras amargas son  tóxicas, y su uso solamente está enfocado a productos aromáticos.

Ingerir almendras amargas puede producir trastornos digestivos y respiratorios en adultos y en bebés puede ser fatal.

El uso excesivo de aceite o crema hidratantes de almendra dulce puede provocar reacciones atópicas en la dermis.

Por otro lado, la mala conservación o almacenamiento (tiene que ser en lugares secos, oscuros y frescos) del producto puede provocar la pérdida de sus propiedades.