Saltar al contenido

Aceite de flor de Tilo propiedades y usos

El tilo, o como es conocido popularmente como el árbol de la tila, puede alcanzar los más de 30 metros de altura, y en donde sus flores de color amarillo y blanquecino son el origen del denominado y distinguido aceite de flor de tilo.

El árbol del tilo crece de forma indomable en buena parte de los bosques comprendidos entre Europa y Asia, no obstante, también se cultiva de manera menos generalizada en zonas de la región de America del Norte.

Aceite de flor de tilo

Pero, ¿Para que sirve el aceite de tilo?, ¿cuales son sus propiedades?; fácil, desde sus beneficios diuréticos, como aperitivo, sedantes e incluso digestivos, desodorantes e hipertensores, culminando con sus propiedades para la belleza y cuidado del bienestar físico y saludable entre otros.

aceite de flor de tilo

Aceite de tilo para la salud:

El aceite de tila de manera generaliza es muy saludable; así pues, se utiliza como calmante, sedante (ante la falta de sueño), equilibra el sistema nervioso, reduce el estrés, elimina la fatiga crónica y reduce el nerviosismo. Siendo dicho aceite muy utilizado en clases de meditación o yoga.

Además, se usa como remedio de aromaterapia, es beneficioso para la respiración (descongestivo) e incluso consigue obtener la mayor armonía entre el cuerpo y la mente.

El aceite de tila reduce los dolores de cabeza, las consecuentes migrañas y además alivia los dolores estomacales y las posibles indigestiones.

El aceite de flor de tilo reduce las posibilidades de padecer enfermedades tales como el cáncer, el daño neuronal, la bronquitis e incluso el parkimson o el alzheimer.

propiedades del aceite de tilo

Aceite de flor de tilo para la piel y el cabello:

El aceite de flor de tilo, es un gran aliado para contrarrestar y aliviar el picor emergente de ciertas picaduras de insectos, granos, sarpullidos, erupciones y rozaduras causadas por el sudor o algún padecimiento.

El aceite de tilo consigue calmar la presentación de las quemaduras solares, es decir, disminuye la inflamación, reduce la quemazón y en consecuencia favorece la recuperación de la piel afectada.

El uso del aceite de tila se convierte en un gran aliado a la hora de estimular el crecimiento del cabello, reducir la arrugas, tratar la piel seca (favorece el cutis), e incluso disminuye la aparición de las pecas. Además, hidrata, es antioxidante, antirradicalario y por supuesto, antienvejecimiento prematuro de la piel.

Utilizar aceite de tilo para dar masajes es un gran acierto, dicho en otras palabras, masajeando la piel con el aceite, se conseguirá una mayor activación de la circulación linfática y sanguínea. Además, se le atribuyen propiedades tonificantes y limpiadoras de la piel.

El aceite de tila se utiliza de manera muy común en base a padecimientos como la inflamación o los dolores en las articulaciones.

Contraindicaciones del uso del aceite de tilo

Su uso es generalmente tópico, es decir, de uso externo; además, salvo prescripción del médico, no se aconseja ser utilizado en mujeres durante el embarazo o la lactancia.

En conclusión, el aceite de flor de tilo, en todas sus vertientes y usos es un producto de la más alta categoría, y en donde sus beneficios están a la orden del día de lo que cada uno de nosotros necesita.