Saltar al contenido

Aceite de incienso las increíbles propiedades y beneficios de este aceite esencial

aceite esencial de incienso

Seguro que has escuchado hablar del incienso, pero ¿sabías de la existencia del aceite de incienso? Es muy usada en aromaterapia en el caso de la práctica religiosa y también en la salud mental.

Eso sí, ya te avisamos de que tiene muchos más beneficios y propiedades de los que te podrás beneficiar.

¿Qué es el aceite de incienso?

El incienso proviene del árbol Boswellia, concretamente de su corteza que, al dejarla endurecer, se convierte en una resina que posteriormente dará lugar al incienso.

Estos árboles provienen de las regiones árabes, aunque, como te podrás imaginar, llega de forma muy sencilla hasta aquí. Aunque no lo creas, el incienso considerado de más alta calidad tiene un color plateado con tintes verdes. El que nosotros conocemos, es su versión más económica y es de color entre amarillo y marrón.

 aceite de incienso

Usos del aceite de incienso

Te contamos cuáles son sus usos en  diferentes ámbitos y los beneficios que nos puede aportar su utilización:

Aceite de incienso en cosmética.

Si estás buscando una alternativa natural para eliminar de tu armario los productos de cosmética con agentes químicos, el aceite de incienso puede ser una buena opción.

Nuestro consejo es que lo añadas a una crema hidratante natural (puedes encontrar ya en infinidad de sitios). De este modo potenciarás aún más los efectos que puedan llegar a tener.

Por ejemplo, puede ayudarte con el tema de las arrugas, a tener una piel más revitalizada o funciona genial con las pieles grasas.

Usos del incienso en la salud.

El incienso puede ser un gran aliado para combatir ciertas enfermedades como la ansiedad, el estrés, la bronquitis, el asma o los catarros en general. Además, es un potente antiinflamatorio.

 propiedades del aceite de incienso

Usos en el hogar.

Es el uso más conocido del incienso, el que está vinculado a la aromaterapia. Por eso, en casa puede venir muy bien para depurar el ambiente y, por supuesto, para la meditación o mejorar la concentración.

¿Cómo se aplica el aceite de incienso?

Puedes hacerlo de tres modos diferentes: con aplicación tópica, inhalación o con la ingesta de muy pequeñas cantidades.

En el caso de querer aliviar el dolor de articulaciones, bastará con hacer un pequeño masaje en la zona.

En el caso de resfriados, tos, asma o alguna deficiencia respiratoria, con un difusor o un inhalador podrás solucionarlo. También funciona el hecho de empapar unas gotas en un paño y respirar en él.

Si quieres una experiencia rejuvenecedora, echa unas gotas en tu agua cuando vayas a bañarte. Eso sí, tienes que tener algunos puntos claros: 

  • No lo puedes aplicar directamente en tu piel. Para ello, tendrás que mezclarlo con otro aceite portador como el de almendras o unirlo a tu champú o gel.
  • No puedes usarlo durante el embarazo.
  • No puedes ingerirlo directamente.
  • Nunca dejar al alcance de los más pequeños.
  • Tener el aceite siempre en un lugar seco, oscuro y fresco.
  • A la hora de usarlo, abre y cierra rápido el recipiente porque si no perderá muchas de sus propiedades.

 como utilizar el aceite esencial de incienso

¿Tiene efectos secundarios?

Por lo general no. eso sí, en algunos casos muy excepcionales puede producir alguna erupción en tu piel o problemas en el sistema digestivo como náuseas.

En el caso de tener problemas de coagulación, tampoco está recomendado ya que tiene efectos diluyentes en la sangre.

Y, como te hemos dicho antes, no está recomendado para mujeres embarazadas.

Consideraciones finales

Tras todo lo que te hemos comentado, quédate con lo bueno que te ofrece el aceite de incienso. Sus propiedades y beneficios van mucho más allá de la aromaterapia.

Cuenta con él y empieza a mejorar tus problemas de respiración y consigue una piel mucho más joven y luminosa.