Saltar al contenido

Aceite de Lavanda

aceite de lavanda

¿Sabías que al aceite de lavanda se le considera el mejor de los aceites naturales? Solo con esto ya te podrás imaginar la cantidad de propiedades y beneficios que tiene.

Así que, si aún no lo tienes en tu hogar, corre a conseguirlo porque, cuando acabes de leer este artículo que te hemos preparado, ¡lo necesitarás en tu vida!

¿De dónde proviene el aceite de lavanda?

Lo primero que debes saber es que el aceite de lavanda viene, obviamente, del arbusto que lleva su mismo nombre. Aparece en los países más mediterráneos y sus flores son de color morado.

Seguro que te suena de haberla visto. Ya las sociedades más antiguas lo usaban y eso te deja ver que sí, que funcionar, funciona.

planta de lavanda

¿Por qué es tan popular?

Simplemente por ser muy versátil. De hecho, las personas que comienzan a estudiar la aromaterapia lo hacen investigando este aceite.

Debes saber que es uno de los pocos (junto con el árbol del té y la manzanilla) que se puede aplicar directamente sobre la piel. Sin pasarse claro está.

Pero espera, eso no es todo, además, si aplicas unas gotas de aceite de lavanda en otro aceite o mascarilla, potenciará todo el efecto del que acompaña.

Y ahora sí, vamos a conocer más a fondo todas sus propiedades para que te acabes de convencer.

Propiedades del aceite de lavanda

Sedante. Pero no en el sentido de anestesia profunda. Sí que se usaba como relajante. Prueba a darte un baño largo con aceite de lavanda en el agua y ya nos contarás lo relajado que sales de ahí. Las civilizaciones antiguas ya lo hacían y defendían que aliviaba los síntomas de nerviosismo.

Antiséptica. Su poder frente a virus y bacterias está más que demostrado. Y, si sufres algún tipo de infección, no dudes en tratarlos con este aceite.

Antiespasmódica. Si tienes alguna infección leve de garganta y bronquios, unas inhalaciones con este aceite te irán genial.

Analgésica. Resulta perfecta si se aplica en una contractura o contusión. Ayuda a reducir el dolor y también la inflamación, gracias a su poder antiinflamatorio.

Regeneradora. Quemaduras, acné, dermatitis, envejecimiento… Cualquiera de estas afecciones puede ser tratada con el aceite de lavanda ya que ayuda a regenerar nuestro tejido.

Potenciadora. Como te hemos dicho antes, no dudes en poner unas gotas en tus otros aceites o mascarillas para potenciar sus resultados.

aceite esencial de lavanda

Pero, ¿para que sirve exactamente el aceite de lavanda?

Atento porque te vas a sorprender, y mucho, de todas las aplicaciones del aceite de lavanda. Por ejemplo, en sus usos para la piel.

Aceite esencial de lavanda para la piel

Arrugas. Tiene un poder revitalizante y regenerador que ayuda a mantener el tejido de nuestra piel firme. Obviamente no va a eliminar las arrugas de raíz pero sí que te ayudará a difuminarlas y a conseguir que tu piel parezca mucho más tersa. Por cierto, también hará que les sea más complicado aparecer a las futuras arrugas.

Acné. En este caso funciona muy bien su poder desinfectante. Además, depura la circulación sanguínea y te ayudará a reducir el dolor o la inflamación que causa el acné. Si has tenido, o tienes, sabes muy bien de lo que te hablamos.

Heridas y quemaduras. Desinfecta la herida o regenera tu piel gracias a unas pocas gotas de este aceite. Aplícalo sobre la piel dañada y espera los resultados. ¡Son sorprendentes!

Dermatitis. En este caso, y pese a la seriedad que conlleva una dermatitis, tenemos que avisarte de que lo que este aceite realiza es un efecto calmante. Por supuesto, esta enfermedad en la piel debe ser tratada por un médico pero, si notas escozor, el aceite te puede ayudar.

Varicela. Se sufre mucho con los picores y lo sabes. Así que, aprovecha el efecto calmante de la lavanda y aplícala sobre la piel. Notarás el alivio en seguida.

beneficios aceite de lavanda

Usos de este aceite para la higiene personal.

Baños. ¿Ha sido un día duro? Llena la bañera, echa unas gotas de aceite de lavanda y relájate. Al salir lo verás todo de otro modo. ¡Te lo aseguramos! Aprovecha su efecto relajante.

Infecciones vaginales. Primero visita a tu médico y luego, si deseas aliviar el picor y escozor, echa unas cuantas gotas del aceite en el bidé y lava la zona con ella. Tambien te recomendamos utilizar el oleo de pompeia.

Desodorante. Oye, ¿y por qué no? Tiene un aroma agradable y cero de productos químicos.

Beneficios de lavanda para catarros

Baños de vapor. Como te decíamos viene genial para problemas de catarros, dolores de garganta, taponamiento nasal y bronquitis leves. Realiza baños de vapor y aspira sus beneficios. ¡Ah! También puedes añadirlo en el humidificador o directamente unas gotas sobre la almohada. Puedes probarlo para los peques sin problema.

Uso de este aceite para el sistema nervioso

Bebés y niños pequeños. ¿Notas que tu bebé está alterado? Apuesta por el aceite de lavanda. Añade unas gotas sobre su almohada y notará enseguida el efecto relajante de su aroma. ¡Duerme tranquila!

Donde comprar aceite esencial de lavanda

El aceite de lavanda lo puedes encontrar en herboristerías y grandes superficies, si no dispones de ninguna cerca de tu domicilio, también lo puedes comprar online, aquí te dejamos una muestra de algunas ofertas.

Ya ves, el aceite de lavanda es bueno para prácticamente todo. Así que, como te decíamos al comienzo, seguro que estás deseando ir a hacerte con una botella. ¡Esperamos que te funcione!