Saltar al contenido

El aceite de girasol

aceite de girasol

El aceite de girasol es conocido por todo el mundo como un aceite para cocinar, sin embargo son más los usos que tiene. El aceite de girasol es un aceite vegetal que se extrae de las semillas de la flor de girasol y es una excelente fuente de grasas cardiosaludables.

Se trata de un aceite de excepcionales características vitamínicas. Y, aunque se tiende a pensar que el aceite de oliva es la estrella de nuestra cocina, el de girasol tiene unas cualidades igual de saludables.

Composición del aceite de girasol

El aceite de girasol contiene un alto contenido de ácidos grasos poliinsaturados, de los que destacan el ácido linolénico y el ácido linoleico, además contiene vitamina  A, B, C y E.

Esta última es importante para prevenir enfermedades degenerativas y hasta el cáncer, ya que es un antioxidante natural.

También es un aceite rico en minerales como el hierro, el potasio y el calcio.

el aceite de girasol

Diferencias entre el aceite de girasol y el de oliva

Se tiende a pensar que para freír alimentos es un sacrilegio emplear aceite de oliva, y por ello se tiende a utilizar el aceite de girasol. Sin embargo, dadas las características del aceite de oliva, el tipo de ácidos grasos que contiene, lo hacen más resistente a las altas temperaturas sin perder sus propiedades.

Sin embargo, el aceite de girasol no aguanta tanto las temperaturas elevadas, haciendo que se formen polímeros similares a las grasas saturadas y trans.

Para aderezar ensaladas, por ejemplo, se suele emplear también aceite de oliva, algo muy recomendable cuando se trata de una ensalada mediterránea.

Sin embargo, para otros tipos de ensaladas o alimentos, necesitamos un aceite de sabor menos fuerte, más neutro, que el aceite de oliva. El aceite de girasol puede ser una buena alternativa.

planta girasol

 

Usos del aceite de girasol

Pero además de en cocina, el aceite de girasol puede ser utilizado para el cuidado del cabello.

Aceite de girasol para el cabello

Por las características que posee, el aceite de girasol es perfecto para cuidar nuestro pelo. Sus ácidos grasos omega son buenos para prevenir la pérdida y la rotura del cabello.

Tiene cualidades antialopécicas, lo que nos ayuda a retrasar la caída del cabello. Esto es posible gracias a los ácidos linoléicos, oleicos, mencionados anteriormente, y el ácido palmítico.

Este aceite es además muy rico en mentol, un potente anticaspa que nos ayudará a mantener nuestro cabello libre de caspa.

aceite de girasol para el pelo

Gracias a sus características antibacterianas, el aceite de girasol nos ayudará también a mantener nuestro cuero cabelludo libre de microorganismos que alteren su estado.

Además, las propiedades antipruríticas de este aceite hacen que sea adecuado también para evitar y calmar el picor del cuero cabelludo, algo muy común si tenemos caspa o seborrea.

Y no sólo para tratar, sino también para el cuidado diario, el aceite de girasol es muy bueno para tu pelo.

Como todos los aceites vegetales, es muy eficaz para hidratar tu cuero cabelludo. Aplicándolo, notarás que tu pelo tendrá mayor suavidad y tendrás un mejor estado del folículo piloso.

Una de las aplicaciones que te recomendamos es con un champú para bebés y una yema de huevo. Con media cucharada de aceite de girasol notarás una mejora del estado de tu cuero cabelludo y una menor caída del pelo.

Según algunos estudios, aplicar aceite de girasol sobre el cabello es bueno para protegerlo de los rayos ultravioletas.