Saltar al contenido

Aceite de Oliva

aceite de oliva

El aceite de oliva se extrae ejerciendo diferentes mecanismos de prensado sobre la aceituna una vez recolectada del olivo, el zumo que se obtiene es una grasa vegetal muy apreciada por sus distintas propiedades tanto en el sector de la alimentación como en el de la belleza y cosmética o muchos otros que se han ido descubriendo con el paso del tiempo y el avance de las investigaciones.

Propiedades del aceite de oliva

Las principales propiedades del aceite de oliva se derivan de su composición química, rica en ácido oleico y que varían en función del momento en el que se recoge el fruto del árbol.

Si el fruto estaba poco madurado, podremos observar que presenta unas propiedades de sabor más afrutado, amargo y con un toque picante, además de tener un color más verdoso.

En cambio si la oliva está bien madura presentará un sabor más dulzón y un color tirando más a tostado.

aceite de oliva

Tipos de aceite de oliva

Existe una gran variedad de tipos de aceite de oliva, más o menos al rededor de 160 tipos, que pueden variar en función del tipo de extracción o prensado, o también dependiendo del tipo de aceituna, ya que existen multitud de denominaciones, entre los que podemos enumerar la Hojiblanca, Picudo, Blanqueta, Empeltre, Aloreña, Lechín, Picual, etc…

Algunos de estos tipos de aceituna son valorados por distintas causas, en algunas ocasionas se prima la adaptación de la oliva al terreno y las características climatológicas como puede ser el caso de la clase Picual, que debido a esto es de las que más se cultivan.

En otros casos se busca un sabor más particular como puede ser el tipo Picudo, que tiene un toque de sabor almendrado y afrutado muy característico.

tipos de aceites de oliva

Aceite de oliva virgen extra

El aceite de oliva virgen extra representa la máxima expresión de la calidad en lo que respecta al aceite de oliva.

Para obtener el aceite que merezca llevar esta denominación se escogen minuciosamente las mejores olivas, las de mayor calidad en cuanto a color, textura y olor, son sometidas a los procedimientos de prensado que comentábamos anteriormente y el zumo que se extrae contiene las mejores características que se esperan de este “oro líquido”, un color vivo, un olor poderoso y una textura muy refinada.

El Aceite de oliva en la alimentación

El aceite de oliva es considerado la base fundamental de la mundialmente aclamada dieta mediterránea.

Debido a su composición es muy valorado por considerarse imprescindible para tener una alimentación saludable.

Es muy rico en vitamina tipo E, al mismo tiempo es un poderoso antioxidante. Todos los importantes nutrientes que contiene se conservan desde la recogida de la aceituna hasta su presentación para el consumo, ya que durante el proceso de elaboración no se emplean productos químicos que puedan alterar su composición o características nutricionales.

Hay que tener en cuenta que pese a sus incalculables beneficios en la alimentación, no deja de ser una grasa y hay que consumirlo con cierta moderación.

Otros usos del aceite de oliva

Además del clásico uso alimenticio, a lo largo de los últimos años se le han ido descubriendo distintas utilidades en diversos ámbitos al aceite de oliva, tales como el uso medicinal o el cosmético.

En el ámbito de la salud, se ha comprobado que el consumo moderado de aceite de oliva puede ayudar en mayor o menor medida a mejorar nuestra salud.

El aceite de oliva favorece a tener una correcta digestión, ya que las características propias del aceite protegen al estómago de sus propios ácidos que pueden generar problemas en algunas personas con dolencias estomacales. Puede ayudar en problemas de osteoporosis, ya que favorece la asimilación del calcio en nuestros huesos.

Del mismo modo se ha comprobado que el consumo de aceite de oliva es un importante aliado para luchar contra el colesterol y los problemas de hipertensión gracias a su rico contenido en ácido oleico.

propiedades del aceite de oliva

Aceite de oliva para el pelo

En lo que respecta al cuidado del pelo, es su alto contenido en Tocoferol, lo que va a posibilitar que usándolo sobre nuestro cabello podamos reparar el pelo seco y dañado, ya que es una potente fuente de hidratación natural, que nos devolverá una fuerza y brillo en nuestro pelo que hacía tiempo que no disfrutábamos.

Existen cada vez más productos comerciales que emplean el aceite de oliva como base de sus formulaciones, pero también es posible utilizarlo de forma casera.

Como utilizarlo

El aceite de oliva se puede utilizar de muchas maneras, desde una forma directa como es el caso de su empleo en la alimentación para cocinar o como aliño directo en ensaladas y similares.

Hasta complejas fórmulas a base de aceite de oliva como podrían ser cremas, jabones, champús y espumas que tienen distintos modos de aplicación en función de sus características y utilidades.